julio 01, 2009

Suicidio

Muy pocos poseen el valor para ser juiciosos, pues serlo implica olvidarse de la seguridad personal y entregarse al riesgo de vivir, aceptar el dolor como condicion de la existencia, cortejar la duda y la oscuridad como precio de la sabiduria , armarse de tenacidad en el conflicto y acptar siempre las consecuencias de vivir y de morir.

Si, son pocos los juiciosos, en realidad el mundo esta lleno de comunes y abnegados, de hipocritas felices y autómatas milenarios; pero tambien existen personas terriblemente cuerdas que no llegan a sentirse cabalmente acptadas por la sociedad y que se caracterizan en la trayectoria de su destino porque el suicidio es para ellos el modo mas probable de morir .

Es preciso, entonces, reconocer que el suicidio es el acto deliberado de una persona para quitarse la vida, un acto de suprema valentia, no de cobardia; porque es muy dificil tomar la pistola y darse un tiro, envenenarse o arrojarse desde un octavo piso. No hay duda, para ser suicidas se debe tener un gran valor, sólo así se puede enfrentar la muerte.

Pero sí consideramos al suicidio desde un punto de vista metafisíco, como lo hace Hesse, la cuestion es muy clara, en este sentido los suicidas se nos ofrecen como los atacados del sentimiento de individuación, como aquellas almas para las cuales ya no es fin de su vida su propia perfeccion y evolución, sino su disolución, tomando a la muerte, a Dios, al todo. Y como buscamos objetividad, debemos mencionar el punto de vista social, donde se considera al suicidio simplemente como un caso de muerte que resulta, directa o indirectamente, de un acto positivo o negativo ejecutado por la victima misma, con plena conciencia del acto y del resultado que éste produce normalmente.

Increíblemente, las diferencias son enormes y atroces, lo que para algunos es una salida estupida, para otros es destino, y para muy pocos un momeno de valentía.

Sin embargo, es erróneo llamar suicidad sólo a las personas que se asesinan voluntariamente, entre éstas hay muchas que se hacen suicidas, en cierta forma, por casualidad y de cuya esencia no corresponde al suicidismo; aquellas que se quitan la vida porque no tienen las agallas para matar a otro; o esas que son masoquistas y se matan sólo para provocar culpa en otras personas.

¿Que ocasiona entonces la idea de suicidio? La pregunta es sorprendente, no solo por sus implicaciones filosoficas y eticas, sino porque los protagonistas nos dejan a su paso infinitas cuestiones y tratar de responderlas es jugar con el fracaso, pretender comprender razones es apostar a callejones sin salida, e intentar explicar es una tarea que gira entre lo ocioso y lo imposible; pero las preguntas están ahí y deben existir respuestas que satisfagan a los no suicidas. La respuesta tal vez es un pavoroso cortejo de causas. Opinan unos que el clima influye; otros que hay predisposición frenológica; otros más que es el medio ambiente en que se vive; éstos que por las decepciones amorosas; aquellos que por las crisis económicas; los de más allá que por la falta de cultura y educación del carácter; unos más dicen que el virus morboso del suicidio radica en el individuo; y los que faltan dicen que por la congestión de las grandes ciudades, por vivir de prisa, por el vértigo del progreso, por el cine, por las drogas heroicas, por la puerilidad de las naderias, por todo lo frívolo, por todo lo inconsistene; y no conformes con todo ésto, hay algunos que ven el suicidio como un atroz atentado originado por la falta de catolicidad y la influencia de doctrinas extrañas.

Aunque posiblemente la respuesta sea más simple; quizá cada quien es dueño de su vida y puede decidir lo que le venga en gana.

Aqui es cuando muchos preguntan, como Shakespeare, ¿qué es más noble?, ¿soportar el alma, los duros tiros de la adversa suerte, o armarse contra un mar de desventuras, hacerles frente y acabar con ella? Siendo conscientes de ser nuestros propios tiranos, imaginamos tambien como Shakespeare, que un sueño da fin a la angustias y mil males que hereda la carne, y morir es entonces, una meta digna de ser intimamente deseada.

Sabemos que no hay nada más seguro que el propio cuerpo y que no es necesario suprimir el alma de un golpe. ¿Pero , quien sabe realmente lo que nos ofrecen los caminos que conducen hacia atrás? ¿Quién tiene la certeza de que el propósito sea algo más que tratar de reconquistar una posesión de otro tiempo? No muchos, suponemos.

Suponemos tambien, que es ley común que todo cuando vive por fuerza ha de morir, que el sempiterno ha dictado una ley contra el suicidio y que todo el resto es silencio.

No sé. La verdad es que cuando la idea te llega, no hay nada que la detenga, ni la opinión de los críticos, ni horas de terapia, ni los miles de antidepresivos; bueno, no sé de los demás, de mi sólo puedo decir que nunca he cerrado la puerta que conduce una prorroga perpetua.
-Roma

7 pensamientoz:

XD PrinXes SoFiXD dijo...

woooow!!!!!!

tenes raxon k todos pensamos diferente en lo k es el suicidio pero ps al haber vivido uno tan cerca mira k pense en todo en k fue una cobardia algo k no entendia, pero despues de analizarlo bn me di cuenta k esa persona k yo n entendia por k lo hizo fue muy valient al hacerlo creeme k aunk muxos pensamos k lo podemos hacer, pocos se animan entre unos de esos estoy yo k si bn hay veces k siento k todo es una mierda aun asi me entra el miedo y no lo hago soy una cobarde... tal vex no para algunos pero almenos para mi si...
ah prin grax òr pasarte t mando mil besos mua k estes bn XD

Dark-princess dijo...

Es cierto para todos hay un concepto diferente de suicida, para unos es un acto de cobardia, otros como mi abuela piensan que por que se les metio el demonio, otros que es una forma de escape a una realidad que no pueden soportar... Yo estoy entre ellas a los 15 el escape que encontre fue el suicidio, pero eran mas importantes las personas que tenia a mi lado(mis amigas y mi novio) que mi via de escape, asi que me kede con el self inyury...

Besos!!!

aydis dijo...

almenoz yo creo q es un momento de desesperacion cuando llegas al punto de no saber q hacer mas, estas en shock y la unik salida es esa.... sabes xq te lo digo xq hace un par de meses lo intente y almenos eso es lo q senti en ese momento...

besos nena q tengas buen dia!!

Belladonna dijo...

Holaaa

de verdad me fascino tu entradaaaaaaaa

Niña, somos un poco suicidas dia a dia
Genios?
tontas?
diferentes?
Cuerdas?
Loca?

ESTA LOCO EL MUNDO, O ESTOY LOCO YO?
Como sea, vivo el suicidio dia a dia y sin embargo jamas tendria el valor de aceptarme como suicida
Besitos

Bella

Karen dijo...

wow, me gusto lo que escribiste...
el suicidio no es un tema facil de hablar, no se si sera un acto se valentia u cobardía, y si es decision de cada quien, el que lo juzgue como valentia u cobardia es diferente...
Cuidate!!!

LeNoK AnNa K!d dijo...

me xiento raro me preokupax te kiero ^^

px.. yo tambien te amo

~Midnight Blue~ dijo...

El suicidio es un encuentro entre na valentía estúpida y una cobardía inexplicable. Nunca hay respuesta para un suicido, excepto que es la única ruptura con el absurdo del mundo [en palabras de Camus].
Conozco poca gente que puede lidiar directa o indirectamente con el suicidio, yo, por mi parte, lo encuentro como una forma sumamente romántica de burlarse de Tanathos, pero más terrible y desgarradora que el que él se burle de ti.

Saludos ~

Publicar un comentario

El sabor del pecado